con_hongkong
El centenario de Nelson Mandela: la impronta del líder sudafricano que derrotó el Apartheid PDF Imprimir E-mail

1 Mandela

Su aporte y su lucha contra la desigualdad social y contra el Apartheid; sus valores y dedicación al servicio de la humanidad a través de sus contribuciones en los ámbitos de la solución de conflictos, la promoción y protección de los derechos humanos, la reconciliación, la igualdad entre los géneros y los derechos de los niños delinean la impronta indeleble del líder histórico sudafricano, Nelson Mandela.

Rolihlahla Mandela nació en el clan Madiba en el pueblo de Mvezo, en el Cabo Oriental, el 18 de julio de 1918. Su madre era Nonqaphi Nosekeni y su padre Nkosi Mphakanyiswa Gadla Mandela.

A la edad de 7 años asistió a la escuela primaria en Qunu, donde su maestra, Mdingane, le dio el nombre de Nelson, de acuerdo con la costumbre de dar a todos los niños en edad escolar nombres "cristianos".

Como la de cualquier niño africano en las zonas rurales, su infancia transcurrió en contacto con las tradiciones de su pueblo; con el paso del tiempo sus compatriotas lo llamarían Madiba, por el nombre de su clan.

Desde 1944, Mandela formó parte del Congreso Nacional Africano (ANC por sus siglas en inglés) a través del cual luchaba contra las políticas del Apartheid llevadas a cabo por el partido gobernante. Ese mismo año, fundó la Liga Juvenil del Congreso Nacional Africano (ANCYL), de la cual fue electo como Secretario General en 1948.

En 1952, Mandela fue elegido voluntario nacional de la campaña "Defiance" (Rebeldía), un movimiento masivo de desobediencia civil contra las leyes injustas.

Luego de que el 21 de marzo de 1960 se produjera la matanza de Sharpeville, que cifró la muerte de 69 ciudadanos negros a manos de la policía durante una manifestación pacífica contra el Apartheid, Mandela pasó a la clandestinidad y recorrió en secreto todo el país para organizar una huelga.

En 1961 salió sin autorización de Sudáfrica y visitó varios países del continente africano y Gran Bretaña en procura de apoyo para su movimiento de liberación. Recibió entrenamiento militar en Marruecos y Etiopía y regresó a Sudáfrica en julio de 1962; fue detenido y acusado de rebelión y abandono ilegal del país.

Dos años más tarde, el 12 de junio de 1964, Mandela fue condenado a cadena perpetua y enviado a la cárcel de Robben Island, erigida sobre una isla a 12 kilómetros de la costa de Ciudad del Cabo. Posteriormente fue trasladado a la prisión de Pollsmoor y después a la cárcel de Victor Vester.

Hacia el 1985, al fragor de prolongadas manifestaciones contra el régimen del Apartheid, el Congreso Nacional Africano inició negociaciones con el gobierno. Para febrero de 1990, Mandela sale de la cárcel tras 27 años de prisión.

Su impulso político, a partir de entonces, fue indetenible: En junio de este mismo año se dirigió al Comité Especial contra el Apartheid en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con sede en Nueva York; en julio de 1992 solicitó a las Naciones Unidas una misión de observadores ante el aumento de la violencia política y el detrimento de las negociaciones, y en 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz.

Ascenso a la Presidencia

El 27 de abril de 1994 marcó un hito en la historia política sudafricana. Ese día se celebraron las primeras elecciones multirraciales en las que resultó electo con amplia mayoría el Congreso Nacional Africano.

Mandela tomó posesión como el primer presidente electo de forma democrática en Sudáfrica el 10 de mayo de 1994, cargo que ostentó hasta el año 1999.

En noviembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 18 de julio Día Internacional de Nelson Mandela. LO

 

Otras Noticias

b83206e3-03c4-4710-bf83-16c9132a887a

Nueva imagen TRAMITES

logopasocnegro300x200

GAceta-oficial1-300x175

chevere

Respect Venezuela

botonapoyointernacionalbo

universidades

Portada-Metas-del-milenio-2015

Nuestro-Esequibo

misionfronteradepaz